A veces siento el cansancio


y cuando quiero renunciar...
DIOS toma mis manos
y me ayuda a continuar
con más empuje que antes!

A veces siento como que ya no tengo fuerzas,
y llega a mí el desánimo y la desesperación,
pero justo en ese momento, algo o alguien me motiva a seguir,
sé que es la presencia de DIOS que me dice:
"No estás sol@!  Ánimo, contigo voy".


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios: