Las Promesas de DIOS me dan fuerzas para seguir adelante ... Decretos y reflexiones positivas para todos los días


No importa lo difícil que mi vida esté ahora,
yo sé que DIOS está allí, abriendo camino,
calmando tormentas, proveyendo, sosteniéndome de su mano,
dándome de su paz a cada paso que doy,
renovando mis fuerzas cada día.

Las Promesas de DIOS son eternas, son mi alimento!
Sus palabras, sus designios, su presencia en mi vida,
es lo que me mantiene en las pruebas
de mi día, de mi vida.

Las Promesas de DIOS me sostienen
y me hacen permanecer feliz ante cualquier adversidad.
Cada día su Palabra y sus Promesas me hacen sentir que
cualquier sacrificio es poco cuando Él es el que me sostiene.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios: