A través de mi meditación diaria pongo fin a mis desordenes internos - Decretos positivos para todos los días


A través de mi meditación diaria voy poniendo orden a todos mis desordenes internos; los que me provoco yo mismo y los que me vienen provocados desde el exterior, por una deficiente o mala educación, o bien por enseñanzas o ejemplos tomados erróneamente.

Tengo siempre presente que para renovarme, debo primero echar fuera lo viejo y llenarlo con lo nuevo. Al principio siempre cuesta, pues para arreglar una casa vieja hay primero que ponerla patas arriba, pero luego queda maravillosamente preciosa y perfecta.

No hay comentarios: