Supera el rencor y la prosperidad vendrá a Tí

El perdonar mejora la salud y te mejora el futuro. Mira como:

Prosperar y atraer el éxito en la vida muchas veces depende mucho más de ir eliminando los factores en contra que procurando nuevos elementos.

Es como remar contra la corriente en aguas agitadas, cuando se puede ir por vías tranquilas y con la corriente a favor.

Prosperar es ir siempre con la corriente a favor. Perdonar como verás más adelante en hacer una donación y más.

Uno de los problemas que juega contra el éxito y la prosperidad son los alfileres que tenemos clavados en el cuerpo. Cada alfiler es parte del rencor o algún daño que alguna vez alguien te hizo, algo en dónde el perdón no llegó.

En las muchas conferencias que damos en el mundo, identificamos a los alfileres como problemas que tenemos en el pasado y que no dejan avanzar ni prosperar hasta al más entusiasta emprendedor. A la ausencia del perdón.

Una frase dice: “Si deseas tener un momento de felicidad: ¡Véngate!, si deseas tener toda la vida de felicidad: Perdona…”

Esta metáfora te dará un mensaje. Si alguien te hizo daño en el pasado es como si te hubiese clavado un alfiler en un dedo. Este alfiler, permanece en tu dedo por años, probablemente se infecte, se engangrene y hasta tengan que mutilar el dedo o la mano. No hay peor cosa para evitar la prosperidad que el dolor del pasado.

Este alfiler, interfiere con la prosperidad y así lo miras todos los días, odias al que te lo clavó, recuerdas como te lo clavó, lo que actúa como un ancla que no deja navegar.

También, es muy probable que aquel que puso el alfiler esté de vacaciones en el Caribe,  o quizás viendo las 7 maravillas del mundo y, que ni siquiera se haya dado cuenta que te hizo daño o que ya haya olvidado aquel episodio. Mientras, el rencor se seguirá acumulando en ti.

El perdonar y el rencor

Tu sigues odiando y a punto de perder la mano, cuando lo más fácil es  sacar el alfiler, curar la herida y puedas utilizar mejor tu mano para tu provecho, éxito y prosperidad. Esto es el perdón.

Perdona y sentirás una satisfacción enorme. Como si el peso una montaña sobre tus hombros hubiese desaparecido. Perdona y la oscuridad desaparecerá.

El problema del rencor es que puedes tener muchos alfileres en todos los dedos, en el corazón y en muchas partes de ti, cuando lo más fácil es sacarlos. Todo lo que trate sobre el perdón, más te favorecerá a ti.

Aquel que te hizo daño una vez, ha hecho mucho más daño por ti mismo. El mayor problema es no sacarte los alfileres y no el que te lo clavó. El mayor problema eres tu mismo. El perdón te beneficiará a ti si lo permites.

Sobre el perdón

La palabra perdón proviene del latín per y donare, que equivale a pasar como una donación, como hacer un puente olvidando o donando.

Se define como una indulgencia e igualmente como una pausa expresiva cuando alguien está haciendo uso de la palabra. Pero implica un puente que se debe tender para algo.

El prosperar se da basado en esta donación. Es decir tu mismo puedes estar impidiendo tu prosperidad si no cumples esta simple ley de prosperidad.

Para la vida Ok, debes sacarte los alfileres, tender puentes, verás que podrás navegar mucho mejor en esta vida y pronto el éxito y la prosperidad vendrán con mayor felicidad. Mucho se ha escrito sobre el perdón, pero, si no lo practicas, no vivirás feliz.

Olvida todos los problemas pasados, que quede solo como algo histórico, no como una infección o gangrena en tu vida. Decidir sobre el perdón es lo más sabio que te puede ocurrir.

Identifica tus alfileres, unos son más grandes que los otros, pero al final los problemas como los alfileres se pueden sacar con un pequeño tirón. Es muy tonto el no sacárselos.

El rencor solo te llevará al sufrimiento. El perdón a vivir mucho mejor.

Tu mereces ser mejor…

Prosperar será el resultado inmediato, tenlo por seguro, te lo garantizamos.

CODIGO HTM PARA USO DE COOKIS